De vuelta a la infancia con Origami






De tod@s es conocido mi gusto por los recortables, aquellos de nuestra época con los que tantísimo jugábamos.

Siempre logran retrotraerme en el tiempo y volver a la dulzura de la niñez....
Cuántos años los tuve guardaditos y ahora no sé adónde fueron a parar....

Esta vez, jugando con papel a intentar hacer origami, hice unos vestiditos rememorando mi pasión por los recortables.






El origen de la palabra procede de los vocablos japoneses "ori" (doblar) y "kami" (papel).
Después por el rendaku la kami se transformó en gami (origami).
El origami es el arte de origen japonés consistente en el plegado de papel sin usar tijeras ni pegamento para obtener figuras variadas, muchas de las cuales podrían considerarse como esculturas de papel.






El origami no sólo representa figuras inmóviles, también existen objetos móviles donde las figuras puden moverse de maneras de lo más ingeniosas.
Lo más difícil son los insectos y animales, es increíble como esta cultura de la paciencia, la japonesa, logra verdaderas obras de arte en papel.







Lo mío es lo más sencillo, 
unos vestiditos que se hacen rapidamente y que yo misma me maravillo de poder hacerlos.... 
Tarea reconfortante donde las haya y que me regaló un ratito de relax.... 
Es como ponerse a pintar bambú con música oriental de fondo, 
a mi me relaja un montón!!





Quería hacer mi pequeña aportación al reto de Anna Llansa en su blog, "De todo un poco"  donde,
 María E, del blog "Con gorrito y delantal" propuso el tema origami al ganar el reto anterior.





Y estos son mis trabajillos de origami, a estos modelos se les coge el truqui enseguida, son muy fáciles de hacer.

Primero empecé con folios en blanco cortados en cuadrados, y luego cogí algunos papeles que tenía por casa para una confección aún más fácil......Cuando el papel es en blanco te pierdes con el derecho y el revés.
Hay muchos vídeos en youtube, podéis echar un vistazo y seguro que os engancha como a mi.














Este modelito es un amor, parece un vestido pre-mamá, jejeje....









Estos otros dos vestiditos llegados directamente desde Liliput y realizados con servilletas, se unieron también a la fiesta, podéis verlos aquí.















Bueno, y esto es todo por el momento, creo que seguiré avanzando en esta técnica tan linda, me gusta mucho!!!

Espero que probéis a ver qué os parece y me contéis el resultado.

Un besoteee,



Luna








Seaside






No sé si os he contado que el verano es mi estación favorita.

Y no lo es tanto por el calor desde luego, 
más bien por el color.

El color inunda nuestras vidas, el azul está muy presente en el cielo, el mar, la luz que nos alumbra es diferente...
Incluso la actitud es diferente. 

Recibimos la energía del padre Sol, los días son más largos regalándonos tiempo para actividades diferentes a las que realizamos el resto del año, estamos más relajados, es tiempo de vacaciones, nos vemos más a menudo con los amigos, pasamos más tiempo en la calle.....






El mar nos acoge más calmado, 
pasear a su orilla llenándonos del paisaje, 
respirando su aroma dejando que la brisa marina nos acaricie, dejarse arrullar por el susurro de las olas, 
o sencillamente, coger caracolas...

Es un verdadero placer para los sentidos. 






El mar me ha regalado muchas caracolas a lo largo de mi vida.
Las guardo cual tesoro.
Repartidas aquí y allá o formando parte de la decoración que nos rodea, me encanta coleccionarlas, 
incluso de algunas, puedo recordar su procedencia.

Todas éstas pertenecen a las maravillosas costas gallegas, tierra que me acogió durante un tiempo y de la que guardo verdadero amor por sus gentes, su maravilloso paisaje, su gastronomía......
Tantas cosas, tantos recuerdos!!










Decidí hacerme una "caja de golosinas".
Una caja que me devuelva los recuerdos de aquellos días tan preciados, que me acerque el aroma de aquél mar.....

No por volver al pasado, sólo por conectar mi cerebro con "momentos felices", 
como hago con tantos otros momentos.... 

Una terapia reconfortante que llevo a cabo desde hace años con cada momento importante de mi vida y desde que lo aprendiera en un taller-coaching acerca de la motivación para ser feliz y pensamiento positivo.






La caja tiene sabor a mar, 
qué mejor para contener mis caracolas y otras "golosinas" 









Se trata de una caja que tenía aparcada hasta encontrarle un motivo, un deseo, un objetivo...

Después de una buena limpieza, comencé a pintarla en dos tonos casi al tiempo, azul turquesa y blanco. Cuando secó, levanté con lija y sin piedad todos los recovecos y aristas para regalarle años.
En la tapa, como única protagonista, una estrella de mar.






Para el interior escogí unas láminas de caracolas y cangrejos que le dieron sabor.
Ni siquiera las transferí, son fotocopia tal cual, 
bien encoladas y protegidas con barniz.




























Así como hiciera con esta carpeta de pinza, mismo motivo, mismo procedimiento.

Al quedar pegada la imágen, barnicé y di una aguada con turquesa esparciendo por encima de la lámina dejando secar a libre albedrío para más tarde, añadir un sténcil coastal de la colección "Momentos Vintage", así como a medio hacer y dejando entrever el fondo.
Barnizamos nuevamente y listo!!









La pinza la envejecí a golpes de brocha con un marrón para conseguir rugosidad y luego unos toques de turquesa o verde para terminar de oxidar la pieza, al estilo de Cristina, de "Un rincón de mi" de la que os paso su interesante tutorial y para que os podáis deleitar con sus trabajos. 

Esta idea para oxidar piezas metálicas me parece excelente, aunque ella además, aplica tinta de embosar con brillitos y yo no dispongo de ese material, el efecto queda muy bien también así.






Unas etiquetas vintage aquí y allá....







Algunos complementos alusivos a mi estación favorita....









Esto es parte de lo que para mi significa el verano, lo que me transmite y me aporta, lo que me hace sentir...

Es por esto que quiero compartirlo en el blog de Inmaculada Frías,  "Perfileando" , en el que a través de una preciosa iniciativa, nos reta a dar rienda suelta a nuestra imaginación en cuanto a las cuatro estaciones, sea cual sea el motivo de nuestro blog.
Gracias por esta propuesta, Inmaculada!!







De momento, a este lado del mundo, es Verano, 
vamos a disfrutarlo!!


Besitossss,


Luna