lunes, 28 de julio de 2014

Pintar tela, algo nuevo para mi...













En un rinconcito de la trastienda de un viejo almacén hallé esta banquetita que me pareció preciosa.....

Ni siquiera su precio  era justo, tan sólo por los viejos tiempos en los que seguro, brilló. 
Irrisorio!!

No sé qué madera es, sólo sé que pesa muuucho...

A mi me atrajo por sus formas y por supuesto, la traje a casa por ver si podía ofrecerle otra oportunidad, y ella a mi ,para solucionar un problema de espacio.





Ha estado casi un mes desolada hasta que ayer se me ocurrió remozarla.

Lo primero, intentar quitar el asiento para retapizarlo....

Pero los tornillos que lo sujetan están tan fuertes que no pude con ellos, ni yo, ni mi atornillador eléctrico!

Así que decidí ir pintando la base hasta que unos brazos más fuertes o unas manos más mañosas aflojaran esos tornillos.






Pero pinté y pinté.......Y cubrí toda la superficie casi sin darme cuenta...

La pintura es un resto de chalk paint color huevo de pato aclarado con blanco.

Bien dicen que estas pinturas valen para pintar tela porque es cierto,
 sólo que esta tela es un terciopelo negro haciendo dibujos en diferentes largos del pelillo y es difícil de cubrir.

En algunas zonas más desgastadas, la pintura quedaba diferente y yo decidí cepillarla, tal que si se tratase de lijarla una vez pintada para sacar partido a ese defecto, 
ofreciendo así un aspecto "imperfecto adorable"!!






A la base de madera le di cera con lana de acero finita para desgastar y más tarde, lustrar.






Para rematarla, le estarcí una plantilla preciosa de Lucía, de Momentos Vintage, a toquecitos muy suaves con esponja para que quedase medio desgastada.

Aunque está muy vista, es ideal para trabajar en elementos de formas redondeadas,  fue una de las primeras que adquirí y le tengo mucho cariño.







Aquí podéis apreciar el cepillado que le di a la pintura del asiento...
Y debajo, el desgastado en la base. 









En el  "cuartodetodounpoco" luce fantástica!!

Había pensado en una silla con respaldo pero creo que queda mucho mejor visualmente esta banqueta pues  el cuarto es pequeño, además, tiene la altura adecuada y hasta cabe debajo del mueble para cuando estorbe.






Para cuando me canse de este estilo sólo tendré que retapizarla y listo!!






Se puede decir que Blacky me acompañó en todo el proceso y hasta se quedó para las fotos, jajajaja....
Ha estado de novelero todo el tiempo...







Me llevó un par de horas en total acabar la banqueta y ya, hasta la he estrenado, jeje.....

He de decir que la pintura queda un poco rígida pero no se resquebraja.






Ahora me voy a seguir ordenando el cuarto, muchos trastos me esperan, bien para pasar por maquillaje, bien para encontrar un lugar adecuado......Otros para TIRAR!!

Si siiiii, he dicho "tirar". 
De último me atacó bien duro el Mal de Diógenes, uffff.....


Besitossss,



Luna






viernes, 11 de julio de 2014

Coqueta perdida!!







La coquetería me pierde....
Y por ende, la bisutería!!

Con el paso de los años he ido acumulando mucha cosa, collares, pulseras, anillos, cadenitas, cadenotas, pendientes......algunas cosas que me encantan, otras que por su color o forma concretan mucho su puesta en escena, otras muy versátiles y que salen mucho a la luz.....

En definitiva, que se me hace imposible tenerlo todo a la mano y guardo en cajas, cajitas y cajotas, para tenerlas cuidadas.
He aquí que encontré un soporte adecuado para las cadenas finas, esas que se enredan con sólo mirarlas... 








Lo había encontrado en el rastro, en un verde lima que ni sé cómo me fijé en él....
Le di unas manitos de pintura blanca, una linda servilleta como fondo y le apliqué unos ganchos a modo de colgadores y una plaquita de escayola para el acabado final !!













Ahora si está listo para albergar mis cadenas, alguna bisutería vintage que he ido reuniendo y los collarcitos más delicados que se enredan con facilidad.
















Este maniquí me lo regaló una buena amiga, en él también descansan alegremente algunos abalorios.






Y en éste otro....











Para los anillos encontré hace ya tiempo un soporte con los huequitos para meterlos y que estén todos a la vista sin escaparse....
Ahí es más sencillo localizarlos cuando salgo con prisas!!

Y no me negaréis que que no soy la única, jejeje...

Los hay de todos tipos, pero ya sólo me voy quedando con los de rodio, plata o resina plástica. 






Las pulseras van colgadas en esta especie de candelabro de alpaca con unos brazos muuuuy largos, uno de mis hallazgos de rastreo.











Esta cajita guarda pequeños tesoritos de más calidad....

La compré en un precioso rastro "Antiquités"  de Quebec y es de procedencia mexicana.






Bueno, parece que ya va estando todo en su sitio....
Peeero.....no os he enseñado el resto de bijou que guardo en cajas, cajitas y hasta cajones....

En otra ocasión será, porque.......








....Como es ya costumbre los viernes, comparto este post con el Finde Frugal de Marce, a donde me voy pitando a ver las inspiraciones de todas las participantes, y AVISO:
No se pueden perder la preciosa valija con que Marcela nos deleita hoy, 
y las intrigas futboleras de su querida Argentina, que el domingo disputará la Final del Mundial de Fútbol con Alemania.
Suerteeeeee!!


Muuuchas gracias por llegar aquí y por vuestros comentarios, os mando un besote grande y os deseo un feliz fin de semana!!




Luna






domingo, 6 de julio de 2014

La 5ª Avenida







Tal vez sea porque sueño con ir a New York, quién no?

O porque me llama mucho la atención el estilo "Boho" o bohemio, industrial mezclado con un toque vintage, algo con lo que jugar a la hora de la decoración, un poco hippie en recuerdo de aquellos tiempos en los que, aunque era pequeña,
 me llamaba mucho la atención !!






El caso es que decidí recuperar este revistero anclado en el pasado reciente, encontrado por dos euros en un rastro, en ese estilo que ya quedó pasado de moda, 
y darle un aire completamente renovado!!






Para ello, apliqué un color "Antibes Green" de Annie Sloan, un tanto escandaloso, que hube de matizar más tarde para bajar la intensidad del color...

Hasta ahora sólo lo había utilizado mezclado con otros tonos, blanco sobre todo. 
Me resultó muy atractivo para la idea que tenía !!

No sé si os he contado que el verde, en todas sus tonalidades, es mi color favorito, así como el azul !!








Con unas plantillas de letras sueltas (encontradas en una de esas tiendas gigantescas de dicadas a las manualidades en Canadá), 
añadí una serie de nombres de barrios de Manhattan que me encantaría visitar y que no descarto la idea,
 algún día será....

Y busqué algún que otro accesorio para complementar el trabajo, como este número 5.  







El color lo maticé bastante con mi cera con betún de judea que guardo desde hace años, no se corrompe, increíble!! 






Y aquí está el resultado!!
Chic, divertido, ecléctico y contundente!!










De momento albergará mis mejores revistas de decoración, esas que tanto me gusta mirar a ratitos siempre buscando inspiración...






El número lo pinté a esponja con dos tonos, marrón y negro, tal que el estarcido, para unificar.














Tengo unas cuántas revistas muuy antiguas, aunque, cuando las hereden mis hijos, lo serán aún más....
De esas revistas que no te gusta desprenderte de ellas, bien porque marcaron una época en mi vida en cuanto al tema de la decoración, de las que tomé algunas ideas, otras sencillamente por cariño y porque me encantaba repasarlas, y no son éstas precisamente.....
No las tengo a mi mano, están en la casita del faro, donde tal vez vaya a parar este revistero!!






En uno de los bordes laterales anadí un percherito  para colgar mis gafas de lectura, ya no puedo estar sin ellas....






















Y esto es todo por ahora, me quedo con mi manzanilla leyendo un ratito...


Besitossss



Luna







viernes, 4 de julio de 2014

Dando la lata!!








Holaaaa, hoy vengo a dar la lata literalmente!!

La comida de mi gatito me dio la idea!!

Junto con piezas de bisutería ya desechada y poco más, realicé esta frugalidad que hoy traigo para compartir en el finde frugal de Colorin Colorado 








Guardé unas cuantas latas de carne de mi Blacky que, con un buen tamaño, se prestaban para mi idea.....
Y pasaron de latas "cenicienta" a princesas doradas con un baño de spray.  




´

A su vez, recordé aquella gran bolsa de bisutería de los años de María Castaña que aún guardo...

Pendientes exageradamente grandes
 (cómo pude ponerme esto alguna vez????....),
piezas sueltas de collares, pulseras, etc.....
Todo todo fue derechito al taller de chapa y pintura para bañarse en negro...






Algunas puntillas, lazos de raso, borlones.....
Y  listo!!
Convertidas de latas a portavelas, destellan ahora a la luz de las mismas!!
















Al caer la tarde suelo encender velas, aportan serenidad, ricos aromas y mucha calidez al ambiente, me gustaaaa!!











Si en principio la idea del papel negro para decorar el interior con las velas me pareció ideal,
 lo cierto es que en alguna de ellas terminó quemándose dentro de la lata, 
así que mejor evitar riesgos!! 







No sé si los gatos pueden retener en su memoria imágenes asociadas a sus instintos más primitivos, como el recipiente de su carne, 
el caso es que cuando mi Blacky ve estas latas se pone en trance y se queda en dos patas atento por si, de un momento a otro, le sorprende algún trozo de carne saliendo de ellas,  jajajaja....


Bueno, una idea más para reciclar latas que espero, os haya gustado.

Me muero de la curiosidad por ver las propuestas de todas las demás compis para inspirarme en sus trabajos, 
me voy pitando a lo de Marce!!

Besitossss,




Luna